miércoles, 17 de julio de 2013

De Comas a ¡Asu Mare!

(*) Un residente de Comas fue parte de la celebrada película de Carlos Alcántara, Asu Mare. Actuó y encantó a todos los que ya la vieron. Conozca la historia de Víctor Apeña Condori, un soñador que con mucho esfuerzo está sabiendo ganarse un lugar en el mundo de la actuación.

Víctor Apeña en el momento cumbre de su actuación. Parado sobre la carpeta demuestra lo que sabe hacer y no defraudó. Foto: Revista Somos Comas.
“Ven hacer el casting, es para un película”, le dijeron. En ese momento, Víctor Apeña Condori (24), no presagió que sería parte de los actores que darían vida a la película más taquillera de la historia del cine en el Perú, Asu Mare. Hoy parece estar logrando lo que no se hubiera imaginado. Hasta antes del estreno no tenía decidido si del clown y de la actuación podría vivir o, en todo caso, si daría su vida por este arte. Ahora lo reconocen en la calle, lo buscan para entrevistas y ya está seguro que de esto vivirá.

Su papel en la película fue corto pero importante. Y es por eso que está satisfecho. “Por lo menos aparecí más tiempo que Carlín. Eso ya me hace ganador”, nos cuenta con una sonrisa en el rostro. Justamente Víctor aparece y sobresale cuando los alumnos (Carlos Alcántara y sus compañeros del colegio) van a decidir dónde ir por el cierre del año escolar. Él se para sobre una mesa y vocifera: “Chicos tenemos dos opciones para el viaje de promoción. La primera: viaje a la ciudad de Trujillo, por tierra 3 días con visita a las Ruinas de Chan Chan, pero por afuera domás. Y la segunda: una semana de campamento en Naplo”. ¿Ya recordó?, seguro que si. Este no es el único acto en el que se hace visible, sino también en las escenas siguientes de la playa. Poco más de un minuto fueron suficientes para que este actor, de nuestro distrito que vive en la Urb. Alborada, derrochara todo su talento y destreza.

Este joven, que para nada se le ha subido los “humos”, esperó hasta el mismo estreno de la película para contarles a sus amigos y a todo el mundo de que había actuado en Asu Mare. En esa película que sin haberse estrenado ya todos hablaban y comentaban. “El motivo es que muchas veces los actores graban y nosotros no sabemos si saldremos hasta el mismo estreno. Es por eso que no quise pecar de confiado”, nos señala.

Sin embargo, todo esto no fue un golpe de suerte. Víctor es conocido en el mundo del clown y de la improvisación. Incluso ha tenido presentaciones en diversos locales de Lima –Jazz Zone, La Estación de Barranco, entre otros– demostrando su habilidad que es el de hacer reír a los demás. Asimismo, Carlos Alcántara ya lo conocía, ya que fue su jurado en uno de los talleres en el que estuvo participando. Pero no solo eso, sino también se ha desempeñado como reportero en diversos canales online.

Víctor en diversas presentaciones, con micrófono en mano y frente a su público, actúa  improvisa y hace reír. Foto: Revista Somos Comas.
Su amor por la actuación

Víctor desde el colegio sabía que quería ser clown. Él estudió en el Precursores de la Independencia Nacional, PIN, y en el colegio San Felipe. Siempre tuvo las ganas pero nunca la decisión de matricularse en uno de esos talleres. Hasta que un día algo inesperado en su vida lo llevó a tomar al toro por las astas: por fin se inscribía en el tan ansiado taller de clown. Una ruptura amorosa fue la razón de todo. Sin que se lo planteara ya estaba haciendo lo que siempre quiso hacer, y hoy, no se arrepiente de nada. Pero no todo fue color de rosa. Su familia no sabía nada de lo que él hacía. “Si les decía sabía que no me iban a apoyar, es por eso que no les dije nada, además de los reproches que recibiría”, cuenta.Su amor por aquella chica de carne y hueso que lo llevó a una decepción amorosa fue cambiado por un amor diferente. Ahora estaba enamorado del clown y de la improvisación. En pocas palabras se casó con la actuación. Estar parado frente a un público y hacer lo que sabe, es lo que siempre quizo.

Hoy, Víctor, sigue mostrando su humildad de siempre. Sin mayores créditos sigue haciendo y enseñando silenciosamente lo que le gusta: el teatro, el clown y la improvisación. Hoy está con un grupo de 10 jóvenes de Comas que al igual que él buscan ser cada vez mejor. “Hasta hace un año y medio no tenía decidido nada. Sentí el impulso de seguir los pasos de Cachín”, nos dice Víctor con un gran entusiasmo. Su rostro se muestra iluminado. Sabe que así como Carlos Alcántara logró sus objetivos a base de esfuerzo y empuje, él también lo podrá hacer. Cuando llegue ese día, es ahí que podrá voltear y mirar su pasado. Recién podrá decir: ¡Asu Mare!


(*) Publicado en la edición 3 de la Revista Somos Comas

jueves, 22 de noviembre de 2012

Verónica Ferrari: “Busco que más niños gays, lesbianas y trans puedan ser felices”

Es lingüista, columnista de Diario16 y directora del Movimiento Homosexual de Lima, MHOL. Tiene una hija, está enamorada y es feliz. “Todo esto me lo ha dado el lesbianismo”, señala muy efusiva.

Verónica Ferrari.  Foto. Andrea ZZevallos Fotografia.

Jesús María, 5 de la tarde, calle Mariscal Miller 828. Una tranquila vía abarrotada de casas opacas y grises repentinamente toma vida. Las instalaciones del MHOL se hacen visibles con su rebeldía e insubordinación. Grafitis coloridos nos dan la bienvenida: Túpac Amaru con finos rasgos femeninos, un Ekeko con pestañas rizadas y labios pintados, un travesti semidesnudo, corazones y muchas flores de todos los colores. Pero no siempre fue así.

En el 2008 Verónica Ferrari gozaba de una vida “normal”. Tenía un esposo y una hermosa hija de 5 años. Llevaba una existencia heterosexual común y corriente como así lo dictaba la sociedad. Sin embargo, repentinamente, decidió acabar su relación para arriesgarse a “probar” lo desconocido: el lesbianismo. “Sabía que heterosexual no era, porque no me gustaban los chicos y me dije a mí misma que era hora de experimentar”, recuerda como si fuera ayer. 

Hoy, 2012, a sus 33 años, es directora del MHOL y activista por los derechos de las lesbianas, gays, trans y bisexuales (LGTB). Trabajo no le falta. Amor tampoco. Recuerda que llegó al MHOL para encontrar chicas como ella, que tuvieran el mismo gusto, la misma rebeldía. Recuerda que a los 18 años fue la primera vez que visitó esta institución. Con la curiosidad y el miedo de esa edad, se topó con una casa como cualquier otra de la zona. No era colorida ni estrambótica como se lo imaginaba. Dio media vuelta y regresó a su vida normal, a la heterosexual. Recuerda. 

Vero –como la conocen sus amigas– tiene el tiempo copado: charlas feministas, conversatorios antimachistas, talleres de derechos, y entrevistas es su vida diaria. Diaria también es su lucha contra la sociedad machista y misógina. Posición que la viene sosteniendo todos los lunes en su columna de Diario 16. 

Cree que una de las grandes batallas que tiene que ganar toda lesbiana o gay es la de salir del clóset. Ella ya la ganó, pero sigue luchando. Como también ganó el rechazo de amigos y, quizás, familiares al divulgar su sexualidad. Su hija de 9 años, sabe de su lesbianismo. Han hablado mucho sobre el tema y entre las dos se preparan para cuando algún día, conociendo la sociedad homofóbica en la que vivimos, ella pueda ser acosada por eso. 

-¿Cuánto tiempo tienes trabajando en el MHOL? 
Trabajo en el MHOL desde el 2008. Fue en la época que decido escapar de la heterosexualidad. Una vez declarado mi lesbianismo comencé a conocer chicas, ir a las discos, pero llegó un momento en que me cansé, y me puse a reflexionar el por qué toda mi vida había suprimido esos deseos. Tengo una hija de 9 años, de alguna forma por ella realizo todas estas actividades para que otras niñas no pasen por lo mismo y no repriman sus deseos.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Deportistas Especiales, Orgullo del Perú*

Los niños con síndrome de Down, retardo mental o autismo, son una muestra de la existencia de Dios. Muchos de sus progenitores aun no se dan cuenta que han sido bendecidos por el Todopoderoso, en consecuencia, se despreocupan de su desarrollo personal y social.
Olimpiadas Especiales Perú, hace posible con su ayuda el logro de estos deportistas especiales. Foto. OEP.

Estas personas tienen habilidades y destrezas que varios mortales quisieran tener. Un claro ejemplo es Gabriela Vilcapoma Peñares: una deportista con síndrome de Down de tan solo 22 años de edad, que ya tiene en su haber una medalla de oro obtenida en los Juegos Mundiales de Verano, realizados en Shangai, China, en el 2007; además de cientos de preseas ganadas en nuestro país. 

El deporte es una actividad que Gabriela ha sabido aprovechar de la mano de sus padres. Ella empezó practicando el atletismo, luego lanzamiento de bala, posta y gimnasia rítmica. Esto último la cautivó y ahora vive llena de felicidad debido a sus logros. 

Apoyo Familiar

La familia juega un rol fundamental. Sin el apoyo y empuje de ellos, sería imposible ver estos casos exitosos de competencia. Eso lo sabe muy bien Juan Eulogio Vilcapoma, padre de esta laureada deportista. “Mi hija era un poco agresiva, con el deporte ha ido evolucionando. Ahora es muy sociable con sus amigos, incluso sale a fiestas”, nos dice muy emocionado. 

Cecilia Peñares, madre de “Gaby”, desborda mucho amor ante la mirada de su hija. Sabe que su familia está bendecida. Sus vidas han dado un giro de 360 grados desde el nacimiento de ella. “Es especial y única. Nos demuestra su amor las 24 horas del día y siempre esta pensando en hacer el bien”, nos comenta. 

Sin el apoyo del Estado, estos deportistas con habilidades diferentes, dejan el nombre del Perú bien en alto. Foto. OEP. 

Olimpiadas Especiales Perú

Ahora, en todo lo que se han propuesto la familia Vilcapoma Peñares les ha ido bien. Pero esto no hubiera sido posible, sin el apoyo de algún organismo benefactor. En este contexto es que nace Olimpiadas Especiales Perú (OLP), una asociación sin fines de lucro que promueve el deporte olímpico como medio de desarrollo e inclusión. 

Esta entidad busca desarrollar las aptitudes del niño. Con el programa de Red de Apoyo Familiar, orienta a las familias en las diversas áreas. A esto se le suma la danza, música y manualidades que sirven para complementar la inserción en la sociedad de estos traviesos querubines. 

Fermín Chumpitaz Laos, presidente de dicha institución, nos asegura que en medida que los niños comienzan a participar, los familiares comienzan a involucrarse más, es ahí donde empieza el cambio. Pero siempre con el compromiso de sus seres queridos. 

Esta asociación trabaja con 110 instituciones en lima y 230 a nivel nacional, entre escuelas, ONG, y otras. Las actividades que realizan son totalmente gratuitas debido a la generosidad de muchas empresas privadas.  

Uno de los objetivos de OEP, es llegar a cada punto del país, no sólo con entrenamientos y competencias, sino con propuestas creativas que apoyen a los atletas, que dejan en alto el nombre del Perú. 

Mientras tanto, el Estado sigue invirtiendo dinero en deportes que no han dado ninguna satisfacción al país. Pareciera que no se percataran de los grandes logros que consiguen estos chicos. No obstante, ellos se las arreglan para poder salir adelante, a pesar de las adversidades económicas y discriminatorias por las que tienen que pasar.

(*) Publicado en la edición 36 de la revista Justo Medio.

martes, 23 de octubre de 2012

Cuando el carajo, es un carajo

¿Alguna vez alguien te ha carajeado? ¿Tu jefe te ha desahuevado delante de compañeros de trabajo? ¿Tu Papá te ha carajeado? ¿Te gusta que te desahueven en público y en señal abierta a nivel nacional? Seguro que no. Y por qué lo aceptas. Por qué eres parte de ese agravio. ¿Y tú autoestima? Y es justamente ese estilo de Natalia Málaga, la del carajeo, que sigue dando mucho que hablar.
A pesar del carajeo, muchos aprueban su proceder.  Foto. Web.

Y es que su carajeo humillante hacia las jugadoras de la selección juvenil de vóley no solamente llega a estás, sino que entran a miles de hogares peruanos. Algunos mirarán absortos y pasmados, mientras que otros lo verán con la mayor normalidad del mundo. ¿Y desde cuándo es normal que el carajeo a una joven sea bien visto? Parece quedar esto de lado cuando los objetivos de esta entrenadora se cumplen a cabalidad: el de llevarnos, una vez más, a un mundial juvenil y hacernos soñar con un título. 

Estoy casi seguro, que si el entrenador hubiera sido un hombre, hace rato que hubieran salido algunas ONG´s feministas a dar su grito al cielo, El Ministerio de la Mujer ya hubiera dado su voz de reproche y hasta, incluso, Nadine Heredia ya estaría twitteando sobre el tema. Y el susodicho entrenador, hoy sería un ex entrenador, aparte de ser un animal, una bestia, un inhumano y posiblemente ya estaría llevando un proceso en algún juzgado. 

La ex voleibolista y hoy congresista, Cecilia Tait, ya dio su voz de rechazo y criticó el estilo de la entrenadora: “no creo que denigrar a una persona frente a miles de personas sea la manera más adecuada. Yo no dejaría que mi hija sea entrenada por ella, pues no te tienen que insultar para que reacciones”. Por otro lado, Cenaida Uribe, también ex voleibolista y hoy congresista, le resta importancia al asunto: “no es novedad que Natalia sea un poquito fuerte con sus jugadoras. No he visto si tocó la cara o no a alguna jugadora”. 

Es cierto que Natalia Málaga tiene lo que a muchos hombres les falta, huevos. Quizás si no tuviera ese carácter riguroso y casi castrense el vóley peruano, gracias a ella, no estaría renaciendo. Sin mano dura, como leí por ahí, de repente no se conseguiría el éxito deseado. Pero ¿acaso mano dura significa humillar constantemente? Claro que no. 

El maltrato y la violencia psicológica existen, y son un problema de salud pública. Los problemas no se verán hoy, sino mañana. Es así como se crean y forman mujeres débiles e indefensas psicológicamente, féminas que en un futuro serán presas del maltrato de sus esposos. 

¿Te gustaría que en el colegio de tu menor hijo lo carajeen para que obtenga buenas notas? ¿Te gustaría tener un jefe que te desahueve para obtener resultados positivos para la empresa? Si estás de acuerdo con que si, hazte ver. Mientras algunos sigan dándole visto bueno a la entrenadora, no deja de ser cuestionable la actitud de Málaga. Es cierto que nos está dando alegrías deportivas que no podemos conseguir con el tan preciado futbol. Es plausible y digno de reconocimiento lo que está haciendo por el deporte, y en especial por el voley. Pero yo, no dejaría a mi hija en manos de ella.

El particular estilo de Natalia Málaga:

jueves, 20 de septiembre de 2012

Pedro José Triest, una escuela para la vida*

Con casi trece años de existencia ayudando desinteresadamente a niños del cono norte de diferentes habilidades, el Colegio Especial Pedro José Triest (CEPETRI), abre sus puertas a los que más lo necesitan sin pedir nada a cambio.
Niños con habilidades diferentes derrochando candor y dulzura en un día de clases. Foto. CEPETRI

Sosiego y armonía es lo primero que se percibe al pisar el recinto de esta institución educativa liderada por el licenciado en psicología, Víctor Hugo Merino Conde, perteneciente a los Hermanos de la Caridad. Este colegio recibe con mucho afecto a todas aquellas familias que tengan un niño con retardo mental, síndrome de Down, autismo o parálisis cerebral. El único requisito que se les pide, es comprometerse con la formación de estos angelitos y dar mucho amor para poder crecer juntos. 

Esta noble institución nace en 1998 a partir de una larga experiencia de campamentos de verano, que se daba a las familias con bajos recursos económicos que tenían un hijo con dificultad de aprendizaje. Ahora esta institución cuenta con cerca de 150 alumnos. Con la frase “Trátame como cualquier persona”, el colegio busca enseñar a la comunidad en general, a no clasificar a estos niños como especiales o anómalos, ya que, estas etiquetas terminan siendo despectivas y ofensivas. 

Para los padres que muchas veces no saben que hacer al tener un hijo con estos tipos de habilidades, el colegio cuenta con un staff de psicólogos que siempre están a disposición ayudando a la familia. Es por eso que tienen como objetivos de enseñanza, el descubrir y desarrollar las habilidades diferentes de cada niño y potenciarlas para su desarrollo futuro en la sociedad, pero siempre de la mano de la familia. 

El colegio a pesar de sus limitaciones da mucha prioridad a los estudiantes que no tienen dinero para costearse este tipo de educación, es por eso, que fieles a esta filosofía, la institución contrata a especialistas de las diversas ramas para aplicar sus conocimientos al alumnado y así poder utilizar el Programa de Educación Individual (PEI). Con esto se hace un trabajo personalizado con cada menor para desarrollar sus diferentes destrezas. 

Hasta el año pasado el colegio era subvencionado por organizaciones internacionales, pero esto acabó. Es por eso que a partir de este año solo se pide un aporte voluntario. Y así hacen hincapié a la frase del fundador de los Hermanos de la Caridad, Pedro José Triest, “los pobres se merecen lo mejor”. 

Para cualquier información o ayuda, el Colegio Especial Pedro José Triest (CEPETRI), esta ubicado en la Av. Héroes del Cenepa (ex Trapiche) 131, ex Hacienda Chacra cerro, Comas. O al teléfono 557-1051.

En una fecha especial los menores mostrando sus dotes artísticos. Foto. CEPETRI

Padres de familia con un mismo objetivo: sacar adelante a sus pequeños hijos. Foto. CEPETRI
(*) Texto publicado en la edición 35 de la revista Justo Medio, y en la 1era edición de la revista Somos Comas.

martes, 11 de septiembre de 2012

Annie Murphy: “Proponer una historia debe ser como llevar un plato de comida a tu editor. Debes de tener los olores específicos para provocarlo".

Annie Murphy, cronista de Radio Ambulante y Radio Pública Nacional de los Estados Unidos, vino al Perú por quinta vez. Pero en esta ocasión, parte de su ajetreado itinerario fue brindar una charla para la elaboración de reportajes con sonidos y voces llamado, Crónicas Ambulantes.

Annie Murphy contando historias ordinariamente extraordinarias. Foto. Escuela Cometa.

Este lujoso taller organizado por Escuela Cometa y Radio Ambulante, el pasado 5 de setiembre, fue creado solamente para un reducido grupo de personas. “Pronto Cometa y Radio Ambulante serán capaces de enviar un cronista a Marte. Hay grandes posibilidades de que ese reportero egrese de este taller”, fue la frase seductora para cautivar a los interesados en alcanzar al Curiosity. 

Annie es delgada y de tez clara. Ella viste totalmente de oscuro: una blusa azul marino con pequeñas florecillas, un sweater negro abierto, una falda ploma, pantis y botas negras. A pesar de esto, resplandece al departir. Es antropóloga y hace 7 años llegó a Bolivia becada para estudiar a los grupos radicales. Es en ese lapso que decide ingresar al mundo del periodismo escrito. Algunas publicaciones como periodista independiente serían el inicio para la obtención de sucesivas becas periodísticas. 

Esta blonda periodista, pero no con su dinero, está enamorada de la comida peruana y de su trabajo. Señala que la radio es el niño despreciado de los mass media. Así lo ha podido deducir después de muchas conversaciones con diversos amigos y colegas. Pero reconoce que este medio llega más a la gente y es fácil de usar. “La radio tiene la textura de la vida cotidiana. Es un medio supervivo, íntimo y natural”, asiente apasionadamente.

viernes, 10 de agosto de 2012

Creatividad con aerosol*


 
El arte es una actividad no muy lucrativa en el país, sin embargo Luís Alberto Borasino Palacios, un notable artista de 32 años de edad, trabaja en la calle desde el 2001 plasmando su creatividad en retazos de papel.
Alberto Borasino enseñando su arte en un parque de Lima. Foto. David Reátegui.

Borasino práctica la aerosolgrafia. Tiene ese don de hacer pinturas encantadoras con aerosoles en tan solo diez minutos. La temática de sus cuadros se basa en paisajes cósmicos y bucólicos de ensueño. Estos cautivan a primera vista hasta al más desprevenido. 

La aerosolgrafia apareció en el Perú en el 2001, solo eran cuatro los que aplicaban esta técnica. Borasino, fue uno de los precursores en nuestro país. “Solo éramos dos peruanos, un chileno y un colombiano” nos cuenta muy orgulloso este virtuoso del aerosol. 

Ahora se encuentra trabajando en El Parque de la Exposición, ese lugar campestre y apacible le da inspiración para la creación de nuevos bocetos. La Alameda Chabuca Granda, Plaza Francia y el Parque Kennedy de Miraflores, han sido también, mudos testigos de las cualidades de este joven, que con ideas abstractas ha forjado su trayectoria a base de humildad. 

Él es un retratista de la vida, también un cuajado pintor de la calle. Ha recorrido Bolivia, Colombia, Ecuador y Argentina promoviendo y sembrando cultura. Además, ha alimentado de conocimientos a muchos bisoños de diferentes nacionalidades que han querido saber de su talento. 

Este valioso personaje no tiene estudios superiores y nunca se instruyó en lo que se refiere a pintura o arte, no obstante, la calidad de su trabajo es brillante, todos desbordan ingenio y creatividad. Con esto podemos deducir que el artista nace. Un claro ejemplo es este creativo nómade de la urbe.

Basta esperar algunos minutos para poder apreciar su inspiración. Foto. David Reátegui.

Obra maravillosa de este notable artista. Foto. David Reátegui.

(*) Publicado en la edición 36 de la revista Justo Medio.

lunes, 9 de julio de 2012

La cruda realidad de Conga

La injusticia, el abuso, la violencia y el salvajismo con el cual viene actuando este gobierno en Cajamarca con relación al proyecto Conga, ha sido retratado por el reconocido fotógrafo Ernesto Benavides, del colectivo Supay Fotos, para la agencia de noticias Agence France Presse, AFP.
A través de su lente, este cuajado periodista gráfico nos plasma la triste y difícil situación por la que viven cientos de cajamarquinos a diario; la cruda realidad de un Estado que piensa en Marca Perú; la desinformación diaria de los medios de comunicación de Lima y la cobarde actuación de la policía.

Benavides, consiguió a inicio de este año, el segundo lugar en el concurso “Pictures of the Year International”, programa realizado por el Instituto de Periodismo Reynolds. En esta última crónica fotográfica aborda, una vez más, el tema de los conflictos sociales en Cajamarca. Asimismo, ha sido ganador del Premio a la Excelencia del Periodismo en el 2010, realizado por la Sociedad Interamericana de Prensa, con su reportaje “Rezagos de la fiebre del guano".


















jueves, 14 de junio de 2012

Los mejores instrumentos de seis cuerdas del Perú, Guitarras Falcón.

(*) No hay duda de que las Guitarras Falcón están entre las mejores del mundo. Muchos maestros de este instrumento musical la consideran una pieza de culto y las razones sobran. La calidad y técnica que utilizan en el proceso de fabricación le da honores difíciles de superar.
Abraham Falcón, fundador de Guitarras Falcón, aprecia en cada instrumento musical toda la sabiduría y conocimiento que depositó en su creación. Foto: guitarrasfalcon.pe

Enrique Falcón de 53 años de edad, hijo del fundador Abraham Falcón García, es el encargado del negocio en la actualidad. Este sencillo artesano de las seis cuerdas derrocha humildad a raudales y ese es parte de su éxito. Él siempre recuerda con mucha nostalgia, como su padre hizo la primera guitarra, “fue con un tronco seco a la orilla del río Palpa, en Ica, por el año 1946”. Es ahí que nacería la dinastía Falcón. La pobreza y la precariedad no les fueron impedimento para salir adelante.

El mejor reconocimiento obtenido para esta familia, fue cuando Abraham Falcón García fue nombrado con el grado de Luthier en Francia por ser uno de los mejores confeccionistas de guitarras clásicas de concierto, en 1985. Es ahí que después de muchos años de esfuerzo y dedicación su nombre comenzaría a sonar en Lima. Las condecoraciones empezaban a llegar.

Parecía que el destino de este heredero de la técnica estaba marcado. Mientras crecía entre viruta y aserrín, estudiaba guitarra y piano en el Conservatorio de Música. El arte, sin que él se percatara, ya lo estaba formando para ser la cabeza de este linaje de artesanos musicales. “Cada instrumento que produzco lleva la teoría de lo que estudié y la sabiduría de mi padre” nos comenta muy emocionado.

Enrique Falcón, hijo, es el que actualmente lleva las riendas del negocio de las seis cuerdas.  Foto: guitarrasfalcon.pe 
Para fabricarlas demoran un promedio de sesenta días. En todo ese proceso la minuciosidad juega un papel fundamental. Mucha energía y sabiduría es depositada en cada una de ellas y eso lo sabe muy bien Enrique. Cada vez que vende una, siente que parte de él también se va. Sabe que la fábrica no puede parar, y ahora es responsable de que la empresa siga adelante y que los amantes de las guitarras, lo vean como el padre de sus engreídas.

(*) Publicado en la edición 36 de la revista Justo Medio.

sábado, 26 de mayo de 2012

Hernán Casciari: “Tengo una rabieta con el periodismo tradicional”

Un idealista del periodismo, un cronista que odia como se desenvuelve la prensa tradicional, un mortal que le apasiona contar historias, ese es Hernán Casciari, un periodista argentino que ama su trabajo y que no pretende llenarse los bolsillos de dinero. Vino a Lima como invitado especial para el I Encuentro Internacional de Periodismo Cultural. Es allí, donde con mucha suerte lo pude entrevistar.



Hernan Casciari obtuvo el I Premio de Novela en la Bienal de Arte de Buenos Aires (1991), y el  premio Juan Rulfo (Francia, 1998).
Llegó a España por el año 2000 siguiendo a un amor. Se estableció en Barcelona sin que nadie lo conociera. Escribiendo pequeños cuentos en un blog llamado Orsai, la popularidad le llegó sin avisarle. Es así que su plataforma digital se fue haciendo conocido en la red de un incipiente internet. De esa forma inesperada, nacería lo que es hoy, la revista impresa Orsai.

Casciari es un gordito que cae bien: campechano, sencillo, amable y espontáneo. Es una de las eximias plumas de Argentina que ha revolucionado el mundo editorial con Orsai. Sin haber acabado sus estudios en la secundaria, hoy se considera un contador de historias de la vida, sin embargo, esa prensa tradicional que tanto aborrece por cómo “desinforma”, hoy lo reconoce como notable escritor y periodista.

La primera edición de Orsai vendió todo el tiraje. 10 mil ejemplares.
Con varios libros y premios a cuesta, este soñador del buen periodismo realiza todos los esfuerzos posibles para romper los estándares de la prensa tradicional. Simplemente busca un cambio. Sabe que Orsai es un granito de pureza ante tanta suciedad informativa que maneja ese monstruo llamado capitalismo.

La revista de Casciari no es un modelo replicable, y así siempre lo ha recalcado en cada conferencia o entrevista que da. Se indigesta al escuchar palabras como “rentabilidad”, “target” y toda esa parafernalia del marketing. Sabe que Orsai no suena en “el gran concierto de las comunicaciones”, como él lo suele llamar, no obstante tiene la conciencia de que está haciendo las cosas bien. Reconoce que aunque no llegue lejos económicamente, seguirá viviendo feliz y entusiasmado con lo que realiza, porque lo hace con pasión.

-¿Cuál fue la idea inicial de la revista impresa Orsai?
Cuando escribí la primera historia y tuvo mucha repercusión en mi blog, nadie sabía quién lo escribía, ya que lo hacia anónimamente. Estaba realizando un buen trabajo, pero si no ponía mi nombre y apellido, hasta ahora seguiría siendo un blog anónimo y no existiría la revista. Es ahí que aparece esta apasionante idea. Cuando pensamos en hacer la revista impresa, solamente pensamos hacer cuatro números en el transcurso de un año y lo hicimos. Nos divertimos mucho, luego dijimos hagamos un año más, y acá estamos. No sé lo que pasará el otro año.

-¿Por qué la revista trabaja sin publicidad?
Ya no sería Orsai si tuviera publicidad. Si se aparecería una empresa para financiar a mi revista, no la aceptaría, no existe publicidad de Orsai en ningún lado. Nosotros no tenemos una persona de marketing, toda la distribución la realizamos nosotros mismos. Incluso en la primera edición de la revista, aparecía en la tapa una frase que decía “esta revista no tiene publicidad”.

-¿Cómo es la selección de las personas que escriben en Orsai?
El primer año de la revista lo que hicimos fue elegir a las personas que mas admirábamos, gente que escribe y dibuja bien. Desde el segundo año lo que hacemos es elegir historias, no importa quién es el autor, así que ahora estamos trabajando con gente nueva que no conocemos.

-¿Crees qué de alguna manera has tocado el éxito?
Me parece que trabajar con mis amigos de la infancia es un éxito en absoluto, para nosotros es un triunfo personal. Conocernos desde la niñez y saber cómo eran nuestras caras, ahora con 40 años tenemos los mismos ojos brillosos de cuando teníamos 15. Yo creo que esto forma parte del éxito.

-¿Qué viene después de Orsai?
Siempre tenemos ganas de hacer algo nuevo, pero nunca va a ser lo mismo. No es una búsqueda, es intentar divertirse, es tratar de no amainar la fiesta, que nadie diga bueno nos tenemos que ir porque estamos viejos, sino de tratar de mantener todo el tiempo la cacerola caliente. Lo que pasa es que como Orsai tuvo una repercusión y después cierto prestigio, pareciera que hubo algo más grande. Tenemos muchos proyectos en mente como la televisión y documentales. No sabemos lo que pasará más adelante.

-¿Por qué decidiste alejarte de la prensa tradicional?
Me fui porque ya me había aburrido y pensé que me iba divertir mucho más con lo que estoy haciendo actualmente. Renuncié porque todo lo que debes hacer en la prensa tradicional está muy ligado a la publicidad, y todo lo que tienes que decir depende mucho de esto y también de lo ideológico. Orsai es mi capricho.

-¿Te fuiste decepcionado?
Me parece que el periodismo está bien, el periodismo es la gente que quiere trabajar. Tengo una rabieta más que una decepción, es ese tipo de rabieta que cuando te gusta mucho algo y el dueño de ese algo, a pesar de ello no lo sabe disfrutar. Me fui por el otro camino para hacer lo que yo quería.

-¿Si un medio te quisiera contratar, aceptarías?
Dependería de las circunstancias. Si sé que me va a resultar divertido y no me voy aburrir, quizás. A estas alturas voy a preferir siempre lo que armamos nosotros.

-¿Cómo ves la situación actual de la crónica en el Perú?
A mí me parece que es una de los mejores estamentos que hay en los últimos 10 años en el Perú, considero que nació con Etiqueta Negra, acá hay excelentes narradores, incluso que han trabajado con nosotros. Al igual que con la gastronomía, el mundo está mirando un poco la crónica narrativa peruana que es muy buena.

----

Hernan Casciari entrevistado po Pedro Salinas para lamula.pe