jueves, 22 de noviembre de 2012

Verónica Ferrari: “Busco que más niños gays, lesbianas y trans puedan ser felices”

Es lingüista, columnista de Diario16 y directora del Movimiento Homosexual de Lima, MHOL. Tiene una hija, está enamorada y es feliz. “Todo esto me lo ha dado el lesbianismo”, señala muy efusiva.

Verónica Ferrari.  Foto. Andrea ZZevallos Fotografia.

Jesús María, 5 de la tarde, calle Mariscal Miller 828. Una tranquila vía abarrotada de casas opacas y grises repentinamente toma vida. Las instalaciones del MHOL se hacen visibles con su rebeldía e insubordinación. Grafitis coloridos nos dan la bienvenida: Túpac Amaru con finos rasgos femeninos, un Ekeko con pestañas rizadas y labios pintados, un travesti semidesnudo, corazones y muchas flores de todos los colores. Pero no siempre fue así.

En el 2008 Verónica Ferrari gozaba de una vida “normal”. Tenía un esposo y una hermosa hija de 5 años. Llevaba una existencia heterosexual común y corriente como así lo dictaba la sociedad. Sin embargo, repentinamente, decidió acabar su relación para arriesgarse a “probar” lo desconocido: el lesbianismo. “Sabía que heterosexual no era, porque no me gustaban los chicos y me dije a mí misma que era hora de experimentar”, recuerda como si fuera ayer. 

Hoy, 2012, a sus 33 años, es directora del MHOL y activista por los derechos de las lesbianas, gays, trans y bisexuales (LGTB). Trabajo no le falta. Amor tampoco. Recuerda que llegó al MHOL para encontrar chicas como ella, que tuvieran el mismo gusto, la misma rebeldía. Recuerda que a los 18 años fue la primera vez que visitó esta institución. Con la curiosidad y el miedo de esa edad, se topó con una casa como cualquier otra de la zona. No era colorida ni estrambótica como se lo imaginaba. Dio media vuelta y regresó a su vida normal, a la heterosexual. Recuerda. 

Vero –como la conocen sus amigas– tiene el tiempo copado: charlas feministas, conversatorios antimachistas, talleres de derechos, y entrevistas es su vida diaria. Diaria también es su lucha contra la sociedad machista y misógina. Posición que la viene sosteniendo todos los lunes en su columna de Diario 16. 

Cree que una de las grandes batallas que tiene que ganar toda lesbiana o gay es la de salir del clóset. Ella ya la ganó, pero sigue luchando. Como también ganó el rechazo de amigos y, quizás, familiares al divulgar su sexualidad. Su hija de 9 años, sabe de su lesbianismo. Han hablado mucho sobre el tema y entre las dos se preparan para cuando algún día, conociendo la sociedad homofóbica en la que vivimos, ella pueda ser acosada por eso. 

-¿Cuánto tiempo tienes trabajando en el MHOL? 
Trabajo en el MHOL desde el 2008. Fue en la época que decido escapar de la heterosexualidad. Una vez declarado mi lesbianismo comencé a conocer chicas, ir a las discos, pero llegó un momento en que me cansé, y me puse a reflexionar el por qué toda mi vida había suprimido esos deseos. Tengo una hija de 9 años, de alguna forma por ella realizo todas estas actividades para que otras niñas no pasen por lo mismo y no repriman sus deseos.

-¿Crees que Lima es una ciudad homofóbica? 
Algunas zonas de Lima. Por ejemplo Miraflores es el espacio gay friendly por excelencia. Súper cosmopolita, hay turistas gay, mucho consumo y el dinero tapa la homofobia. En San Isidro y La Molina son individualistas y no hay problemas con los LGTB, en estos distritos la gente tiene estudios superiores, plata y está preocupada en sus cosas y no te dicen nada. En La Victoria, que es donde vive mi novia, en el Rímac, ahí si tenemos problemas para mostrarnos afectuosas, porque podemos recibir algún tipo de violencia. En los barrios populosos la gente está muy interesada en lo que hacen los demás, hay mucha gente en las calles, muchas familias, y también mucha mas vigilancia hacia los géneros Más allá de ser lesbianas o heterosexuales, las mujeres estamos expuestas a la violencia. 

-¿Cuánto ha cambiado la ciudad en estos últimos años respecto al tema? 
Lima ha avanzado bastante, los que no han avanzado son los que nos representan, los políticos, los alcaldes, excepto Susana villarán, todos los demás son homofóbicos. Aparte que hay partidos políticos que te forman para ser homofóbicos, como el PPC, Solidaridad Nacional, Restauración Nacional, hasta el APRA. Estos partidos forman a sus futuros voceros con esta ideología homofóbica. 

-Entonces, ¿quiénes son los que han sido parte de este cambio? 
Los movimientos sociales, algunos políticos, los medios de comunicación de alguna forma con sus pro y sus contra, han favorecido la visibilización de los gays y lesbianas. Las redes sociales han beneficiado bastante. Antes no había nada de esto y poder relacionarse era muy complicado. Las redes sociales han generado libertad, nos ha dado la posibilidad de ser libres. 

En una de las tantas marchas buscando la igualdad. Foto. Asalto.pe

-¿Y el Perú cómo está a comparación de otros países? 
El Perú es el país más atrasado en cuestiones legales de protección para la comunidad LGTB. Todas las leyes que hemos tratado que se discutan o debatan en el pleno, han sido obstaculizados por la iglesia, por los partidos conservadores, los congresistas y los medios. Todas estas leyes que alguna vez se propusieron como la Ley Contra los Crímenes de Odio, como la Ley de Patrimonio Compartido, la Ley de Unión Civil, la Ley de Igualdad de Hombre y Mujeres, en todas se nos ha negado la posibilidad de estar. 

-¿Siempre están recibiendo el rechazo por parte de la sociedad? 
Si, somos la única comunidad, al lado de las trabajadoras sexuales, que no tiene ninguna protección o garantía sobre nuestras vidas. Desde muy pequeños que nos damos cuenta que somos homosexuales no tenemos protección y sufrimos una serie de violencia. Cuando nosotros nos damos cuenta de que somos lesbianas, gays o trans, sabemos que no se lo podremos decir a nuestros padres porque no lo podrán entender, nos van a denigrar, nos llevarán al sicólogo para tratar de curarnos, nos dirán que somos una decepción y hasta pueden encerrarnos en centros de rehabilitación para poder curarnos. Nosotras estamos expuestas a que nos violen, es muy común en las lesbianas sufrir las violaciones correctivas, especialmente en las regiones de la sierra. Por ejemplo, las personas trans no pueden ingresar a la universidad porque no tienen documentos, no les quieren alquilar un cuarto, tienen que irse a hoteles y estos son más caros, se tienen que dedicar al trabajo sexual, expuestos a la intemperie a contraer enfermedades y la mayoría no pasa de los 35 años. 

-Después de todas estas vicisitudes que has mencionado por las que tienen que pasar los homosexuales, ¿qué buscas lograr con tu trabajo? 
Que menos gente tenga que vivir este tipo de injusticias. Que más niños gays, lesbianas y trans puedan ser felices. En algún momento lograr un tipo de ley que nos protejan, más que leyes es lograr cambios culturales, porque una ley no va impedir el racismo ni el machismo ni la homofobia. La única forma de trabajar esto es haciendo un trabajo profundo en la ciudadanía. La mayoría de nosotros no sabe cómo defenderse, y si eres pobre, si vives en una asentamiento humano, si tienes VIH, si no tienes educación, será mucho más difícil a que puedas acceder a una ciudadanía. No vas a poder ejercer tus derechos. La sociedad peruana se sostiene sobre una base muy discriminadora, misógina y racista, son bases difíciles de romper. Siempre se va a utilizar el tema de la homofobia para tumbarse candidaturas. O se va a utilizar el tema de la mujer para tumbarse a un político. Y esto es en todas las sociedades. Ahora que somos más visibles, hay muchos jóvenes que han comenzado a reaccionar y se están dando cuenta que están viviendo vidas indignas. Antes todos ocultaban su orientación sexual, era mucho mas peligroso, ahora es mucho más fácil, a pesar que van a seguir expuestos a mucha violencia, pero también están más dispuestos a ser valientes. 

-En todo tu trayecto como activista, ¿qué es lo que te ha dado mayor satisfacción? 
Muchas chicas muy jóvenes me escriben, y me dicen que son felices porque hay una persona como yo hablando por ellas, es impresionante. Son chicas de 11, 12 y 13 años. Eso me motiva a que siga trabajando y seguir diciendo las cosas como son. Es bonito que estas niñas puedan tener la posibilidad de tener una voz. 

-En uno de tus artículos que escribiste en Diario16, dijiste que “EL MHOL es un atrevimiento, una provocación, una piedra en el zapato para la normalidad”, ¿una provocación específicamente para quiénes?
En general para la sociedad. A veces la sociedad parece liberal, pero en la realidad es muy conservadora. Mucha gente te dice que no es homofóbica, dicen que chévere que los gays y lesbianas salgan a la calle, pero después nos dicen de por qué tenemos que besarnos en la vía publica. Nuestros besos siempre estarán prohibidos, porque siempre serán irrespetuosos, asquerosos. La única posibilidad de besarnos es en Júpiter o Saturno. Más falta de respeto me parece que esa iglesia esté en mi ciudad, en mi Plaza de Armas, hecha por el trabajo de esclavos indígenas explotados y asesinados por esa iglesia, eso me da más vergüenza. A nosotros nadie nos obliga a ser homosexuales. Toda la vida te dicen lo que tienes que hacer, para que finalmente seas un heterosexual, cuando quizás no lo seas. Te lo meten en la cabeza todos los días, que terminas siendo heterosexual. Es decir, nos obligan a ser heterosexual, es por eso que no sé si la heterosexualidad es algo natural, porque todo el tiempo nos obligan. La heterosexualidad no se estudia, no se cuestiona, no se investiga, pero a la homosexualidad sí. 

La vida de Verónica siempre está copada de seminarios, charlas, etc. Foto. MHOL

-Tienes una profesión, estás dando conferencias y charlas, eres columnista de un diario importante del país, ¿te consideras un buen ejemplo de lesbiana? 
(Ríe), yo promuevo el amor libre, no el amor de pareja monogámico, eso podría tomarlo mucha gente como mal ejemplo. A las mujeres no nos conviene todo sobre el amor romántico, porque por eso perdonamos y aguantamos muchas cosas. Yo creo que las relaciones monogámicas causan sufrimiento. Y los celos y la propiedad privada llegan a causar muertes. 

-Pero desde tu perspectiva, no la de los demás, ¿te consideras un buen ejemplo? 
Yo sería el mejor ejemplo de lesbiana que hay (ríe). Yo tengo un plus que me hace ser mejor, es ser lesbiana, hablando en serio, el ser lesbiana hace que cuestiones muchísimas cosas que otras mujeres no lo hacen. Yo cuestiono el lenguaje que se ha usado para construir a las mujeres, toda la forma masculinizante en que se ha construido el mundo. Yo tengo una perspectiva lesbiana de la vida, una perspectiva que te hace transgredir muchísimo el sentido común de la gente, esa perspectiva no me lo ha dado la heterosexualidad sino el lesbianismo. Esa perspectiva te hace ser mejor como persona. Yo creo que sí, me hace comprometerme con muchísima gente. 

-De seguro estás a favor del matrimonio gay, pero ¿estás a favor de la adopción de niños por parte de una pareja homosexual? 
Si la gente quiere adoptar, que adopte. Los niños necesitan mucho amor. Creer que nosotros le podemos hacer daño a los niños es una forma hipócrita de la sociedad. El problema es que en sociedades como las nuestra, tan desiguales, es difícil de encontrar una familia "bien compuesta", la mayoría son familias sin padres o madres, "la perfección" en las familias es un ideal que no se cumple. La realidad te dice otra cosa. Por otro lado, creer que los niños van a ser impactados o traumatizados es invisibilizar a los niños gays, lesbianas y trans. La mayoría cree que cuando cumplimos 18 años y nos dan el DNI, recién nos damos cuenta de que somos lesbianas o gays, así de automático. Es un mito creer que todos los niños son heterosexuales. Y obviamente todos los niños gays o lesbianas ven invisibilizadas sus vidas. 

-Cada vez aparecen más personajes gays en los medios de comunicación, pero lo hacen satirizándolo o con el estereotipo del gay bullero, escandaloso, chismoso. Estas apariciones de estos personajes quizás influyen a una aceptación paulatina por parte de la sociedad. ¿Cómo lo analizas? 
Yo creo que ayuda. Hay una tendencia de la gente a querer controlar cada cosa que dices y cada paso que das. Ni el escándalo, ni la provocación, ni la promiscuidad no tienen por qué ser algo censurable. Vemos a mujeres escandalosas como Susy Díaz y Monique Pardo, pero solamente se los tilda de escandalosos a los gays, vemos mujeres muy violentas como María Luisa Cuculiza o como Lourdes Alcorta, pero solo se le tilda de violentas a las lesbianas. Es más fácil condenar a los gays y lesbianas, a los heterosexuales nadie los juzga. 

-¿Y cómo analizas a la prensa? 
La prensa despierta el morbo siempre. Por ejemplo dicen: “gay homosexual mató a su pareja”, pero no dicen, “heterosexual mató a su pareja”. Dicen: “gay abusó de niño”, pero no, “heterosexual abusó de niño”, es muy común, es parte del sistema que controla nuestras vidas. Hacen que este tipo de formula se siga sosteniendo, para que alguien esté arriba y otro abajo, y por encima siempre van a estar los heterosexuales y por debajo los homosexuales. Por encima siempre van a estar los ricos y por debajo los pobres, uno es un asesino no por rico, sino por pobre, y va a ser una tonta no por hombre, sino por ser mujer. Entonces, ser homosexual es un crimen. Prácticamente es así. No solamente estás expuesto a mucha violencia, sino a no tener derechos, o a que se viole los pocos derechos que tienes, estar expuesto a que por ser lesbiana o gay te metan preso 30 años a la cárcel, a que te maten, o simplemente a no formar una familia. Por ejemplo si yo vivo con mi novia 10, 20 ó 30 años, nuestra unión no es legal, no la puedo asegurar a un seguro social o particular, no podemos comprar un departamento juntas, si ella se enferma no le puedo donar sangre, ni a mi hija, ni a mi madre, ni a nadie, porque los homosexuales estamos prohibidos de donar sangre, porque creen que todos tenemos sida. Las lesbianas no tenemos sida, solamente podríamos tenerlo si nos acostamos con un hombre. Las mujeres heterosexuales tienen más posibilidades de tener sida que nosotras. 

-¿La sociedad está hecha para el heterosexual
Si, pero para el hombre blanco heterosexual. El rechazo de la sociedad es a todo lo diferente. A los hombres los han formado para ser libres y a las mujeres para ser esclavas prácticamente. 

-¿Tu familia acepta tu lesbianismo? 
La verdad no sé si lo acepte, pero por lo menos yo trato de aceptarlos a todos ellos con sus defectos y virtudes. A pesar que a veces me puedan caer muy mal. Si ellos me aceptan o no, no me importa. El hecho de pensar si nuestra familia nos acepta o no, es ponernos en un lugar subalterno, porque la familia no tiene que decidir por nosotros, porque es mi vida, es lo que soy. Me parece ridículo. Pero es una constante que se da en los homosexuales. Si, la mayoría de nosotros cree que debe ser aceptado por su familia y una de las cosas que yo les digo es que traten de afianzar más lazos con gente que realmente los ama y no con gente que los desprecie. No hay sentido de buscar amor donde no lo hay, porque esto es una cosa muy fuerte. Siempre los homosexuales están reprimiendo su orientación sexual, ocultándola, no viviéndola plenamente porque la familia no lo aceptará y sufren mucho, y no tienen por qué estar pasando esas situaciones. 

Como directora del MHOL siempre está dando entrevistas a diferentes medios. Foto. MHOL

-¿Estás a favor del aborto? 
Totalmente a favor del aborto, es más, lo promovería. 

-Tú has abortado y lo has dicho públicamente. ¿Crees que hubiera sido más censurado si hubiera sido realizado por un heterosexual? 
Sí claro, la mayoría de mujeres heterosexuales que aborta son muy censuradas, son condenadas, prácticamente son asesinas en masa. Es terrible la forma en que se controla el cuerpo y la vida de las mujeres. A mí no se me va a censurar por ser lesbiana sino por abortar, como a toda mujer heterosexual, como a todas las mujeres pobres realmente. 

-El odio y el rechazo a las mujeres por parte de la sociedad, ¿es exclusivo de nuestra sociedad? 
Es del mundo. Solamente que hay países donde las mujeres han podido conseguir cosas por el contexto social. Por ejemplo, Estados Unidos es un país muy liberal, ahí se ha podido lograr muchos objetivos. En España también se ha avanzado porque hubo un gobierno socialista. En Chile hay un gobierno de derecha pero ha logrado dar una ley anti discriminación, pero es una ley con trampa. En gobiernos de derecha las mujeres no tienen ninguna posibilidad de conseguir sus derechos, ni los homosexuales. 

-¿Qué sientes cuando aparece en los noticieros la muerte de un homosexual? 
Me da pena, me indigna, me jode. Sabiendo que somos personas que están en constante peligro, nadie hace nada, a nadie le importa. A los gays y transexuales los asesinan de una forma muy cruel. Uno de nosotros es asesinado a la semana. A pesar de ser una de las comunidades más discriminada, y más asesinada, no tenemos la más mínima protección.

16 comentarios:

  1. Te admiro, Vero, muchos de mis razonamiento son encarrilados por los tuyos.

    ResponderEliminar
  2. gracias vero por ser nuestra voz

    ResponderEliminar
  3. ¿COmo te puedes considerar defensora de la Vida de los invertidos, si estas a favor del aborto de inocentes? Eres una lacra de la sociedad

    ResponderEliminar
  4. Que pena y que lamentable que adoptes esta posiciones de ANORMALES y en el Peru...pais latinoamericano..sano y con costumbres de aceptacion mayoritaria, Veronica tu propuesta no va a funcionar en el Peru, donde los legisladores tienen identificacion sexual definida...mejor te vas a Argenina o Mexico...los mas cercano y vives con ellos, asi pagar el precio de "HABER PROBADO LO DESCONOCIDO Y NO PODER SALIR DE ELLO" BUSCANDO AHORA QUE ARRASTAR A OTROS ..INGENUOS,que pena..

    ResponderEliminar
  5. Las respuestas de ésta socialconfusa parecen de una adolescente de 15 años, lobby gay.

    ResponderEliminar
  6. Las respuestas de ésta socialconfusa parecen de una adolescente de 15 años, lobby gay.

    ResponderEliminar
  7. ¿Te quejas del maltrato a la vida y para ti esta bien el aborto? Interesante ah...me das lastima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aborto por violacion, investiga mas.

      Eliminar
  8. Apoyo a esta chica..tanta mente inferior comentadando acá me asquea

    ResponderEliminar
  9. Lo maximo Vero, muy ciertas tus declaraciones muchas veces nos sometemos a que nuestra familias cosanguineas decidan por nosotros cuando nuestra familia espiritual o amigos nos acepta tal cual somos, soy heterosexual pero apoyo tu lucha y respeto tus ideales. Priscilla Lecca

    ResponderEliminar
  10. Ahora los mutantes no solo se ponen a opinar de que sus aberraciones sean aceptadas sino hablan del aborto como si ellos fueran a casarse con un hombre y concebir no tienen nada que hacer en ese temas es mas deberian buscarse alguien que normalice su retorcida y aberrante forma de vivir..

    ResponderEliminar
  11. Hablo la lesbiana más consecuente del mundo jajaaja, provecho con tus ricos panes con pollo. Ay! olvidaba que también eres vegetariana jajajaja. Saludos figureti.

    ResponderEliminar
  12. Las mentes superiores aceptan que hay un orden para las cosas y dentro de ese orden no entra el homosexualismo. Es una enfermedad que felizmente muy pronto sera erradicada.

    ResponderEliminar
  13. Verónica,está claro que tus intereses son promover el "amor libre" la poligamia,la promiscuidad,y encima de todo quieres promover el aborto?,porqué no mataste a tu hija?,porqué no la matas ahora?,no te das cuenta que todo esto no es sano??.Personalmente estoy muy decepcionada.Buscas pantalla a como de lugar aparentemente defendiendo,espero que los homosexuales,lesbianas,transexuales y demás se den cuenta de quien eres y lo que pretendes realmente y no se unan a ti sólo por sentirse identificadas en un aspecto contigo,espero piensen muy bien y que tu dejes de aprovecharte y de enfermar a la gente con tu infelicidad.

    ResponderEliminar